0

La colección Animal World

El extraordinario bestiario de Chopard

Una colección de aniversario

Chopard ha querido celebrar su 150.o aniversario aceptando el reto de crear una colección de alta joyería compuesta por 150 piezas únicas inspiradas en el mundo animal. Fiel a su creatividad y su audacia legendarias, la empresa ha recurrido a todo su talento para dar vida a esta colección de cumpleaños. Su dilatada experiencia combinando tradición, técnicas avanzadas e investigación minuciosa se une aquí a su pasión por llevar la excelencia y la vanguardia a cotas cada vez más altas. El resultado es una colección de extraordinaria belleza, llena de animales misteriosos y oníricos.

Nacida de una noche de insomnio

Fue una noche de insomnio la que hizo surgir en la mente de la directora artística la idea de esta colección de fantasía con un matiz infantil. Su pasión por los animales y su profunda sensibilidad por su protección, la llevó a darse cuenta de que la naturaleza y la fauna podrían ser un tema magnífico. La casa suiza no ha dudado en salir de los límites de lo común y rendir homenaje a bestias salvajes, animales exóticos y extraños o incluso seres imaginarios. El resultado es una colección viva y llena de color, un fascinante zoológico de extravagancias que casa a la perfección con la vibrante personalidad de Caroline Scheufele. Con esta jungla maravillosa, que en ocasiones evoca el extraño y mágico mundo pictórico de Henri Rousseau, Chopard ha alcanzado su meta de fabricar sueños como nunca antes lo había hecho.

Un bestiario extravagante

Caroline Scheufele se ha valido de la ayuda de los diseñadores del departamento de alta joyería para rastrear enciclopedias especializadas, y hasta calendarios chinos, hasta dar con una colección de animales original, bonita y llena de humor. Especies de todas las latitudes —como gatos, jirafas o loros— se transforman en pulseras, collares, broches, pendientes y anillos.

Un arte que combina tradición e innovación

El diseño de esta colección de aniversario ha requerido una cantidad ingente de creatividad, sensibilidad y experiencia, cualidades que se perfeccionan y pulen en los talleres de Chopard año tras año y que han dado vida a auténticas proezas de la técnica y la artesanía.

La primera dificultad residía en investigar y seleccionar las piedras preciosas y los materiales idóneos para reproducir la exuberancia de colores que reina en la naturaleza y en el mundo animal soñado por Caroline Scheufele. Las piezas de la colección Animal World se construyen en torno a gemas de excepcional calidad a las que acompañan piedras y materiales sorprendentes: cuarzo, kunzitas, perlas, turmalinas de Paraíba, piedra lunar, oro rojo, titanio y maderas preciosas que aportan un efecto natural de un impresionante realismo.
La fabricación de cada pieza ha supuesto extraordinarias dosis de paciencia, precisión y atención por el detalle para combinar armoniosamente piedras, metales y colores. Los joyeros han logrado traspasar las barreras de lo conocido combinando técnicas ancestrales como el lacado, el cosido de perlas y la talla de piedras con avances modernos como el modelado 3D y la fundición con titanio.