Skip to content
0

Chopard Diamonds

Chopard Diamonds

Excelencia y conocimiento

Chopard cultiva la audacia y la alegría de vivir desde 1860. Son fuentes de creatividad e innovación presentes tanto en la gestión de la empresa, como en las hermosas creaciones de la Casa. Chopard es el cómplice apasionado de la felicidad y la alegría en grandes veladas de alfombra roja y cenas íntimas de enamorados. Para Chopard es fundamental alcanzar la excelencia en todos los aspectos de su actividad. La Casa posee una experiencia única, plasmada a través de más de treinta oficios especializados en relojería y joyería, que van desde el diseño hasta el producto manufacturado. Cada creación de joyería de Chopard representa un verdadero desafío artístico y posee una historia particular que encarna el talento de sus artesanos joyeros. Los artesanos de Chopard constituyen el corazón de la empresa: al crear piezas excepcionales de joyería y relojería contribuyen a forjar la historia de la Casa, que se esfuerza por cultivar y fomentar su talento permanentemente a través de la formación continua en nuestros talleres. La experiencia transmitida a través del tiempo representa la verdadera herencia para las generaciones futuras de artesanos que cuando llegue el momento, continuaran la historia y las tradiciones de la Casa con el máximo respeto.

Las 5 C

C de Chopard

Chopard solo utiliza diamantes que poseen una fluorescencia entre "none" y "faint". Las piedras se seleccionan individualmente con el fin de proponer las más hermosas y de mejor calidad. Un profesional las evalúa con una lupa de 10 aumentos y las clasifica en 11 categorías oficiales. Chopard elige únicamente gemas con una pureza (clarity) excepcional.

C de carat, Quilate

El quilate es la unidad de masa de las piedras preciosas. El peso de un diamante se mide, por tanto, en quilates. Un quilate equivale a 0,20 gramos. En la antigüedad, las semillas de algarrobo (del árabe quirat, a su vez del griego keration) se utilizaban como patrón para pesar los diamantes. Chopard ofrece una gran variedad de medidas de quilate para sus solitarios a partir de 0,20 quilates. Si bien el precio de un diamante aumenta en función de sus quilates, la combinación con el resto de las C también determina su belleza y valor globales.

C de Clarity, Pureza

Los diamantes son la obra maestra de la naturaleza: se forman durante millones de años y se someten a condiciones de temperatura y presión extremas. Las inclusiones se forman en la piedra durante el proceso de cristalización. La pureza de un diamante corresponde a la cantidad, el tamaño y el tipo de imperfecciones. Las piedras se evalúan utilizando una lupa de 10 aumentos y se clasifican en 11 categorías oficiales. Chopard elige las gemas de pureza excepcional: entre " IF" (Internally Flawless) y "VS" (Very Small Inclusions), lo cual significa que las imperfecciones no son visibles a simple vista.

C de Color

La calidad de un diamante blanco también depende de su blancura. Las piedras más escasas son absolutamente incoloras y transparentes como consecuencia de su estructura química perfecta. Los matices cromáticos de los diamantes blancos están clasificados según una escala de valor internacional para la profesión que va de la letra D, para los diamantes excepcionalmente blancos, a la letra Z, para los diamantes con cierta tonalidad. Chopard selecciona solo los mejores diamantes entre los mejores colores, con los grados D y G (extra blanco).

C de Cut, Talla

Un diamante revela su resplandor a través de su juego de luces, la forma en que las captura y las refleja. Con la talla se aspira a potenciar su brillo y su resplandor. La talla es uno de los principales criterios de calidad dentro de los fundamentos y es el único en el que puede intervenir la mano del hombre. En este caso, es necesaria la experiencia de un artesano altamente cualificado que sepa dar forma al diamante y desvelar toda su belleza.