Close-up of an hand holding the happy sport first, watch of chopard

Una nueva visión del tiempo HAPPY SPORT

En 1993, consciente del gusto del momento, Caroline Scheufele concibió un reloj deportivo basado en una combinación única y sorprendente: el acero y los diamantes. Audacia sin precedentes: la colección Happy Sport vio la luz. Fiel al espíritu de los Happy Diamonds, que giran en su esfera como bailarines estrella de un ballet, en movimientos libres entre sus dos cristales de zafiro, el Happy Sport pronto se convirtió en un emblema de la firma y de la relojería femenina.

Espíritu de Joie de Vivre Risa, esperanza, amor

Un torbellino de emociones cuando la Joie de Vivre adquiere un nuevo significado con Happy Sport, el último talismán de la suerte para las mujeres modernas de espíritu libre.

Poder Hipnótico Cuando el tiempo crea un espectáculo deslumbrante

El primer reloj coleccionado por mujeres, el Happy Sport trasciende las décadadas  y las evoluciones del estilo. Se presenta en múltiples interpretaciones que seducen a todas las generaciones.

Happy Sport The First NUEVA VIDA PARA UN ICONO NACIDO EN 1993

Happy Sport The First rinde un fiel homenaje al modelo original que se introdujo en 1993, gracias a sus legendarios diamantes móviles y a su correa de “eslabones de guijarro” añadiendo una serie de innovaciones importantes: una nueva caja rediseñada en un diámetro de 33 mm inspirada en los principios del número áureo, así como el movimiento de carga automática 09.01-C de la Manufacture Chopard.

Happy Sport 33 mm El número áureo

De acuerdo con su compromiso con una constante búsqueda de armonía, Chopard dota a su icono de una estatura única por medio de un tamaño más delicado. Al utilizar el número áureo en relación directa con el diámetro del movimiento Chopard 09.01-C de carga automática que impulsa los relojes de su colección de mujer, la caja del Happy Sport ha sido rediseñada en una versión de 33 mm que está especialmente bien adaptada a la muñeca femenina.

El recuerdo de una edad de oro El legado

Al trastocar los códigos de la relojería y la joyería a mediados de los años 70, Chopard acompañó a la agitación de una era marcada por la emancipación de la mujer y la liberalización de la sociedad. La Casa rinde  homenaje a este victorioso pasado que ha forjado su identidad.