0

El reloj L.U.C Full Strike

El reloj L.U.C Full Strike	El reloj L.U.C Full Strike

El L.U.C Full Strike, un sonido inigualable

En 2016, Chopard Manufacture puso el broche de oro a la celebración de su vigésimo aniversario con la presentación del L.U.C Full Strike. Este modelo, el primero de la casa con repetición de minutos, incorpora varias primicias mundiales. Da las horas, los cuartos y los minutos mediante timbres de zafiro. La extraordinaria originalidad de su diseño, la excelencia de su acabado —avalado por el sello Poinçon de Genève— y la soberbia calidad de su sonido lo convierten en un reloj único en su género. Una pieza de estética distinguida y muy cómoda que condensa lo mejor de los conocimientos técnicos, la imaginación y la calidad que caracterizan la colección L.U.C.

El L.U.C Full Strike posee un sonido único e inconfundible, cristalino y con una bonita resonancia. Los timbres están afinados en dos notas: C y F. Ofrece una riqueza tonal inédita, ya que es la primera vez que se usa zafiro como amplificador y generador acústico.

El L.U.C Full Strike obtuvo en 2017 el galardón «Aiguille d’Or»

Después de la entrega del premio, Karl-Friedrich Scheufele declaró: «Lo último que esperaba esta noche era ganar la Aiguille d'Or. Ha sido toda una sorpresa, aún estoy emocionado. En 2016, celebramos el vigésimo aniversario de Chopard Manufacture con la presentación de un reloj excepcional: el L.U.C Full Strike. Sabía que habíamos creado un modelo realmente único, pero jamás habría imaginado semejante honor. El L.U.C Full Strike reinterpreta una de las grandes complicaciones relojeras, combinando una gran dosis de innovación con el respeto de las técnicas tradicionales. Aunque yo haya actuado como director de orquesta, nada de esto habría sido posible sin la pericia y el inquebrantable compromiso de todos nuestros departamentos de relojería, desde los diseñadores de movimientos a los relojeros o los especialistas decoradores. Quiero darle las gracias a mi familia por su apoyo incondicional durante todos estos años. Estamos viviendo una aventura maravillosa».

La creatividad relojera de Chopard

Tras esta delicia acústica se esconde uno de los movimientos más sofisticados e imaginativos de Chopard Manufacture. Para desarrollar el calibre 08.01-L, que tiene tres patentes pendientes, han sido necesarias casi 17 000 horas de dedicación y trabajo. Chopard ha ideado novedosas soluciones para problemas históricos vinculados a la naturaleza de los timbres, así como para el funcionamiento y la ergonomía del sistema de sonería. En concreto, este movimiento incorpora una serie de sistemas de seguridad que lo protegen de manipulaciones incorrectas que podrían dañar el repetidor de minutos. La corona gira en una dirección para dar cuerda al movimiento, mientras que la sonería se mueve en sentido inverso. El L.U.C Full Strike acumula suficiente energía para dar las 12:59 doce veces: la reserva más larga en la historia de los repetidores de minutos. Está equipado con un doble indicador de reserva de marcha situado a las 2, con sendas agujas superpuestas que indican respectivamente la reserva de la sonería y la autonomía del movimiento.

La mayor virtud del L.U.C Full Strike es que sus asombrosas proezas técnicas pasan prácticamente desapercibidas en la muñeca, gracias a su primoroso y elegante diseño, que cuenta con el sello de calidad Poinçon de Genève. Una suave presión en el pulsador integrado en la corona basta para activar el carrillón de las horas, los cuartos y los minutos, para deleite de su portador y de quienes lo rodean.

Las excepcionales propiedades del zafiro

El cristal de zafiro transparente se ha usado tradicionalmente en relojería para hacer cristales resistentes a los arañazos. Este material homogéneo y extremadamente duro también presenta unas magníficas propiedades acústicas, que Chopard ha sabido aprovechar: los timbres clásicos del repetidor de minutos se fabrican de segmentos de oro o acero, que vibran cuando son golpeados, produciendo un sonido característico. El L.U.C Full Strike es el único equipado con timbres de zafiro. Pero Chopard no se detuvo ahí y dio un paso más, ya que estos timbres forman parte de un todo. De hecho, los timbres y el cristal del reloj están hechos de un único bloque de zafiro. De ese modo, constituyen un solo elemento, sin soldadura, cola ni tornillos: un diseño absolutamente excepcional en la historia de la relojería, que está pendiente de patente. En el sector relojero, como en el campo de la alta fidelidad, es esencial reducir las divisiones del material ya que obstaculizan la propagación de las ondas acústicas. La total continuidad física entre los timbres y el cristal del reloj transmite el sonido directamente hacia el exterior del reloj, con toda su fuerza y su singular personalidad.

Otra prueba de la versatilidad del zafiro es su increíble robustez. No se rompe ni siquiera después de someterlo a pruebas que suponen un millón y medio de impactos con martillos de acero. La desventaja de esta dureza es que trabajarlo resulta extraordinariamente difícil. Modelar un conjunto de piezas tan diminutas en un material tan resistente sin romper la conexión entre los timbres y el cristal requiere el uso de herramientas muy potentes y precisas. Solo el mecanizado de los timbres y el cristal supuso más de tres años de desarrollo, toda una proeza técnica y humana.

El aura de distinción de los relojes L.U.C

Además de contar con una extraordinaria riqueza relojera, el L.U.C Full Strike es un símbolo de elegancia. Mantiene los códigos de diseño de la familia L.U.C: la carrura satinada-cepillada en vertical crea un sorprendente contraste con el bisel y el fondo pulidos. Todas las inscripciones del fondo están grabadas a mano y la caja es de oro rosa de 18 quilates Fairmined. Este distintivo garantiza que Chopard ha adquirido el oro a una cooperativa cuya actividad está certificada como ética, justa y sostenible. La caja de 42,5 mm de diámetro y 11,5 mm de grosor presenta unas dimensiones ideales, subrayadas por el precioso equilibrio de sus líneas. Los repetidores de minutos suelen estar equipados con una palanca de armado que suministra la energía necesaria para la sonería. El repetidor de minutos del L.U.C Full Strike se activa apretando un pulsador coaxial con la corona. El reloj se completa con una correa de piel de aligátor con certificado CITES, cosida a mano, teñida con tintes vegetales y de doble cara. Gracias a esta particularidad, su preciosa piel se puede contemplar tanto desde el lado de la esfera como cuando se disfruta del movimiento.

El arte de la composición

El calibre 08.01-L se basa en un diseño excepcional. El secreto del repetidor de minutos tradicional está en los niveles, con una capa que mide el tiempo y otra que lo transforma en notas. La extremada finura del nuevo calibre L.U.C hace que el L.U.C Full Strike tenga solo 11,5 mm de grosor, una cifra muy reducida para un reloj cuyo movimiento se compone de más de 500 piezas. Por el lado del calibre, el barrilete, el tren de rodaje y el órgano regulador forman un instrumento horario con una reserva de marcha de 60 horas certificado por el Control Oficial Suizo de Cronómetros (COSC). A este respecto, el L.U.C Full Strike cumple los requisitos impuestos por Karl-Friedrich Scheufele, copresidente de Chopard, que quería que la colección L.U.C incluyera piezas de Alta Relojería con precisión certificada. Al contrario de lo que sucede con los repetidores de minutos tradicionales, en este caso el mecanismo se sitúa en el lado de la esfera y queda totalmente visible. La fuerza de los martillos de acero del L.U.C Full Strike se puede modificar de forma individual, lo que le permite al relojero conseguir un ajuste fino de la intensidad acústica.

La seguridad del movimiento

Un mecanismo de repetición de minutos es un sistema de interacciones sin parangón en el mundo de la relojería. El número de piezas que están en movimiento es enorme, lo que multiplica los riesgos de rotura. Por eso Chopard ha equipado el calibre 08.01-L con tres dispositivos de seguridad que lo protegen de cualquier error de manipulación. La reserva de marcha de la sonería está acoplada a una rueda semidentada. Cuando la reserva baja demasiado, desactiva el carrillón del repetidor de minutos para evitar que el reloj suene apagado debido a la falta de energía. Además, para maximizar la reserva de marcha de la sonería, el embrague de acoplamiento del 08.01-L dispone de un ingenioso dispositivo patentado. El regulador no gira durante el acoplamiento y el desacoplamiento y la sonería solo consume energía cuando todo está en su sitio. Cuando está en marcha el carrillón, la corona está desconectada del movimiento, lo que impide hacer ajustes de la hora que podrían dañarlo. El pulsador de activación integrado en la corona también está desconectado en ese momento, ya que intentar activar el mecanismo de nuevo forzaría el embrague de acoplamiento de la sonería.

Sentido del detalle

Tanto el movimiento como la caja del L.U.C Full Strike lucen el sello de calidad Poinçon de Genève, buena muestra de su primorosa atención al detalle. Esta certificación, extremadamente exigente, implica elecciones técnicas y estéticas que aumentan aún más la complejidad del diseño y la producción de los componentes del calibre 08.01-L. Por ejemplo, estipula que los resortes no deben ser alambres y han tener talón, además de estar decorados. Unos requisitos que deben cumplir incluso los que sujetan los bloques de inercia del regulador, que tienen un grosor de 7 centésimas de milímetro. Todos los componentes del calibre 08.01-L lucen un meticuloso acabado, ya sea en forma de perlado circular o recto o con un motivo Côtes de Genève. Se biselan a mano con el máximo cuidado. La platina y los puentes son de plata niquelada, un metal noble que no tolera arañazos ni errores de manufactura. Este material no está tratado, por lo que a través del fondo transparente del L.U.C Full Strike se puede disfrutar de su belleza natural y su tono gris con sutiles matices dorados. La fusión de estos preciosos detalles y su exquisito acabado con un sonido rotundo, nítido y cristalino condensa en el L.U.C Full Strike toda la maestría relojera de Chopard. Dos décadas después de la creación de Chopard Manufacture, ofrece una espectacular interpretación del reloj con repetición de minutos: un modelo ideal para llevar a diario y que solo revela toda su sofisticación a un oído experto y atento, el de un caballero moderno que disfruta de los objetos excepcionales.