Black and white illustration of a couple racing with an antic automotive, supported by a crowd Black and white illustration of a couple racing with an antic automotive, supported by a crowd

Impulsados por la pasión

Durante casi 30 años el corazón de Chopard y el de la 1000 Miglia han latido como si fueran uno solo. Comparten el amor por la ingeniería de alto nivel y el alto rendimiento como resultado de la pasión personal de Karl-Friedrich Scheufele por los coches clásicos. Para él estos lazos son evidentes: “los amantes de los coches de lujo sienten debilidad por la alta relojería y viceversa. La precisión extrema y la elegancia deportiva son importantes en ambos mundos.”

Este lazo, ahora indisoluble, que se selló en 1988 cuando Chopard se convirtió en patrocinador y cronometrador oficial de la famosa 1000 Miglia, ha inspirado la creación de la colección de relojes del mismo nombre que se presentó aquel mismo año.

Cada primavera, en la prestigiosa carrera de resistencia, 400 coches históricos compiten a lo largo de una ruta fascinante que va de Brescia a Roma, ida y vuelta.

Karl-Friedrich Scheufele

La pasión de un Gentleman

“Los estrechos lazos que unen a Chopard y la 1000 Miglia surgen de una historia compartida ya inseparable. La conexión inicial nació de la pasión personal de un consumado gentleman por los coches clásicos: Karl-Friedrich Scheufele. Bajo su liderazgo, Chopard se convirtió en el principal patrocinador de la 1000 Miglia en 1988 y en una de las primeras marcas en asociar su nombre con el mundo del automovilismo.

Cada año, Karl-Friedrich Scheufele se sitúa en la línea de salida bajo la atenta mirada de su propio padre, Karl Scheufele, que le inculcó su propia fascinación y su entusiasmo por los coches clásicos.

Para Karl-Friedrich Scheufele los lazos son completamente naturales: “los amantes de los coches de lujo a menudo sienten una gran debilidad por la alta relojería y viceversa. Tanto la precisión extrema como la elegancia son importantes en estos dos ámbitos.”

 “Evidentemente llevamos en la sangre el amor por conducir Coches Clásicos”.


- Karl-Friedrich Scheufele

Compartiendo las emociones de la carrera

Una pasión familiar bajo la bandera de Chopard

La 1000 Miglia es una historia de pasión para la familia Scheufele, una pasión transmitida de generación en generación. Todos los miembros de la familia han tomado parte o han asistido a la 1000 Miglia bajo la bandera de la Casa Chopard. En 2019 Karl-Friedrich Scheufele dio la bienvenida a su hija Caroline-Marie en el asiento del copiloto, el último miembro de la familia en sentir la pasión por los coches clásicos que se remonta a su bisabuelo, que empezó a coleccionar coches interesantes hace mucho tiempo, en los años 1950.

33 años de una pasión incesante

Una retrospectiva

Desde que se convirtió en el patrocinador principal y cronometrador oficial de la 1000 Miglia en 1988, Chopard ha presentado un nuevo reloj Mille Miglia cada año. Con el paso de las décadas, estos relojes se han ido convirtiendo en unas piezas muy deseadas por los coleccionistas, tanto por su carácter extraordinario como por el resto de sus atributos. 

Mille Miglia

DESCUBRIR MÁS SOBRE LA 1000 MIGLIA

1/4