HAPPY SPORT MUJERES DE ESPÍRITU LIBRE

Compartir
Linkedin

El Happy Sport, una oda a las mujeres libres y audaces

 

La fuerza de un icono es imponerse a nuestra imaginación, como si su propia existencia no tuviera discusión, ninguna duda. Sin embargo, el Happy Sport tuvo que enfrentarse al riesgo de no llegar a ver jamás la luz del día. Hizo falta toda la perseverancia y la combatividad de Caroline Scheufele para materializar su visión y dar vida a este modelo emblemático. Esta victoria es la de la fuerza de una mujer que es consciente de que su baza más poderosa es la confianza en sí misma. Esta victoria es la de todas las mujeres visionarias.

 

Mujeres de los años 90

 

Los años 90 ven el surgimiento de la cultura pop, la aparición de nuevos códigos transmitidos a través de nuevos medios. Esta energía desbordante se mueve a través de los videoclips de MTV, los colores puros de la publicidad de la TV, y sitúa, más que nunca, a las mujeres bajo la luz de los proyectores. Estilo, audacia, energía, visión, fuerza, instinto… Un reconocimiento a las Mujeres y de todas las mujeres en todo su esplendor, conquistadoras, decididas.

A partir de entonces el mundo pertenece plenamente a las mujeres y este movimiento de fondo entrará a formar parte de Chopard. Bajo la influencia de Caroline Scheufele, la Mujer se convierte en inspiración, imprime su marca y va a dar vida a la creación mítica de Chopard. Ha llegado “El tiempo Chopard” para todas."

 

 

Un reloj nacido de la perseverancia de una mujer

 

La historia del Happy Sport es, ante todo, la de la perseverancia de una joven. A comienzos de los años 90 Caroline presenta el diseño del reloj Happy Sport a los equipos de relojeros de la Casa, que se muestran muy dubitativos. Su jefe de taller expresa incluso hostilidad ante este proyecto y declara que no es comercialmente viable. Un poco demasiado seguro de sí mismo le lanza a Caroline el siguiente reto: «si consigue vender este reloj, le regalaré una rosa por cada uno de los ejemplares vendidos». Caroline Scheufele, a quién no hay nada que más le guste que los retos, acepta el desafío sin dudar y encuentra en esta fanfarronada un acicate para dedicar todavía más energía a sumergirse por completo en el proyecto. Un año después, en 1993, el Happy Sport sale resplandeciente de los talleres y se presenta oficialmente. Consigue tal éxito, que el jefe de taller, confuso, decide ofrecer a la copresidenta de Chopard un rosal entero.

 

Una victoria que atrae a otras.

 

El éxito mundial del Happy Sport es el de Caroline, que no dejará de poner su audacia y su inventiva al servicio de la Casa. Soñar, vivir sus pasiones, ver la vida a lo grande, a partir de ese momento los obstáculos caen de uno en uno y la Casa se convierte en una referencia imprescindible, tanto en el mundo de la relojería como en el de la joyería con el desarrollo de las colecciones de Alta Joyería.

Casa joyera talismán de los nominados a los Oscar y patrocinador oficial del Festival de Cannes, Chopard debe mucho a Caroline y a las mujeres. Con el lanzamiento de su «Viaje hacia el Lujo Sostenible» en 2013, esta historia hecha de pasión y de amor por la innovación asume el reto del desarrollo sostenible. Concretamente, este dará lugar a la generalización gradual de la utilización del oro ético. Porque un espíritu libre y decidido no se detiene cuando el camino es bueno.

SABER MÁS
Volver al Blog