Ice Cube Capsule by Marion Cotillard

Compartir
Linkedin

Artista militante de la causa ecológica y comprometida con el Viaje hacia un Lujo Sostenible que prosigue Chopard desde 2013, Marion Cotillard ha dado forma a su proyecto de diseñar un aderezo de joyas que representara a la vez su estilo y su idea personal de la joyería responsable. Un proyecto que quiso compartir con su vieja amiga Caroline Scheufele, copresidenta y directora artística de Chopard, que de inmediato aceptó poner el saber hacer de sus talleres a disposición de una iniciativa como esta. La oscarizada actriz se ha entregado con pasión a este proyecto que se hace eco de un lujo más justo, que se preocupa por los hombres y mujeres que trabajan en la extracción de las materias primas.

Las líneas de Ice Cube rediseñadas

El origen de este proyecto es el deseo de Marion Cotillard de extender sus preocupaciones medioambientales y sociales al mundo de la joyería. Durante una conversación con su amiga Caroline Scheufele le presenta su idea y le pregunta si Chopard podría proporcionarle la ayuda de sus talleres en la realización de su diseño. Así nace esta colección bautizada como Ice Cube Capsule by Marion Cotillard. La copresidenta de la Casa deja en manos de la actriz la dirección artística del proyecto, mientras que por su parte se ocupa de proporcionarle los materiales extraídos de manera responsable, así como el apoyo técnico de los artesanos necesarios para la fabricación de estas joyas de resplandor sostenible.

Inspirándose en las formas gráficas y en el espíritu roquero de la colección Ice Cube de Chopard y en la idea de una joyería ética, Marion Cotillard diseña siete creaciones de Alta Joyería en oro ético certificado Fairmined y diamantes que responden a los mejores criterios internacionales. Siguiendo sus indicaciones es como los talleres de Alta Joyería de Chopard han dado vida a una sortija y seis pendientes. «Chopard me ha seguido desde mis inicios como actriz y Caroline Scheufele y yo compartimos el mismo compromiso con la ética. Esta nueva colaboración es, por tanto, un medio precioso de reforzar un poco más los lazos que nos unen» nos cuenta la actriz francesa

«Marion Cotillard hace gala de una gran creatividad y las dos hemos tenido unas conversaciones sobre este proyecto que han sido enormemente inspiradoras. Al aportar su propia interpretación a nuestra colección Ice Cube ha inventado una forma contemporánea y relajada de llevar los diamantes. Es un enorme placer asociar sus ideas a nuestro saber hacer en materia de joyería ética.» añade la copresidenta de Chopard,

En el diseño de Marion Cotillard se mantiene la alineación gráfica de los pequeños cubos facetados de las joyas Ice Cube, pero también la facilidad de poder llevar las joyas solas o en acumulación. Famosa por su geometría, aquí la colección se ve embargada por una ola de asimetría que hace que su estilo sea todavía más contemporáneo. Con toda audacia la actriz disfruta rompiendo los códigos de la joyería tradicional. Y como la naturaleza no responde a las leyes de la simetría inventadas por los hombres, todos los pendientes de su colección cápsula son diferentes y complementarios y se pueden llevar combinados en un juego de mix & match. Por un lado una serie de dos aros solidarios de oro para llevar en la parte superior de la oreja, además, otro engastado con un diamante y, por último, para el lóbulo, un diamante solitario talla princesa, cuya forma cuadrada hace juego con los pequeños cubos facetados de los aros. En la otra oreja una nueva combinación de tres aros solidarios unidos entre sí por detrás de la oreja, cada uno de ellos engastado con un pequeño diamante. Después, otro engastado con un diamante y, para terminar, en el lóbulo, una cascada de generosos diamantes talla princesa discretamente engastados para hacer desaparecer el oro que los sostiene. El conjunto de estas joyas para las orejas ha sido diseñado en forma de clips, puesto que Marion Cotillard los ha destinado a las orejas que, como las suyas, no están agujereadas. Y, por último, y para completar esta serie de pendientes para llevar solos o en acumulación, ha diseñado una sortija formada por dos anillos unidos por un diamante solitario talla princesa.

El eco del lujo responsable

Como todas las creaciones relojeras y joyeras de Chopard desde julio de 2018, las nuevas piezas de esta colección Ice Cube Capsule by Marion Cotillard están fabricadas en oro ético. El oro amarillo utilizado para estas piezas, cuya extracción artesanal según las mejores garantías sociales y medioambientales ha sido certificada por la etiqueta Fairmined, ha sido fundido en el seno de los talleres de Chopard. Es una de las pocas Casas que disponen de su propia fundición en sus instalaciones, un privilegio que le ha permitido llevar a cabo su conversión hacia el oro ético 100%. En cuanto a los diamantes, proceden de proveedores que son miembros del Responsible Jewellery Council.

A través de su Viaje hacia un Lujo Sostenible lanzado en 2013, Chopard afirma su voluntad de fomentar un lujo responsable y ético y se convierte así en el primer gran relojero-joyero en sensibilizar a sus clientes sobre la procedencia de sus materias primas. «El verdadero lujo solo llega cuando se conoce el origen de nuestros productos» suele recordar Caroline Scheufele para promover su Viaje. «Sabemos que el proyecto es ambicioso y que queda mucho por hacer. Roma no se hizo en un día. Pero en alguna parte tenemos que empezar para conseguir mejorar el conjunto de la industria». A dia de hoy, además del oro y los diamantes, Chopard ha trabajado ya con ópalos, esmeraldas y turmalinas Paraíba extraídas de manera responsable.

Marion Cotillard, una amiga de la Casa Chopard

Entre Marion Cotillard y la Casa Chopard hace mucho tiempo que hay una historia de amor, una vida en la que una y otra se acompañan durante sus grandes momentos. Todo comenzó en 2004, cuando la actriz, que todavía se encontraba en los inicios de su carrera, recibió el Trofeo Chopard – un premio creado a instancias de Caroline Scheufele para distinguir anualmente a dos jóvenes talentos del cine internacional durante el Festival de Cannes. En 2008, llevando joyas de Chopard – en Hollywood se dice que la Casa es el talismán de los Oscar – recibe el premio a la mejor actriz durante la 80 ceremonia de los Premios de la Academia. En ese momento surge una amistad cómplice, que desde entonces se mantiene, con Caroline Scheufele. A su vez, como ferviente militante ecologista, a la actriz le parece completamente natural el acompañar a la Casa Chopard cuando su copresidenta lanza el Viaje hacia un Lujo Sostenible. En mayo de 2013 será la primera en surcar la alfombra roja del Festival de Cannes llevando las primeras piezas de la Green Carpet Collection de Chopard, completamente fabricadas a partir de oro ético certificado Fairmined y con diamantes procedentes de proveedores miembros del Responsible Jewellery Council. En 2015, se asocia a Caroline Scheufele para crear un nuevo brazalete de la Green Carpet Collection, de oro ético certificado Fairmined, engastado por primera vez con unos ópalos negros completamente trazables y extraídos de manera responsable. Acostumbrada a las alfombras rojas para la promoción de sus películas, Marion Cotillard jamás deja de confiar en la Casa para la elección de sus joyas y le acompaña en las grandes etapas de su Viaje hacia un Lujo Sostenible.

Volver al Blog