El diamante "Rose of Caroline"

Compartir
Linkedin

Un homenaje eterno al alma creativa de Chopard

 

Creados hace más de 20 años bajo el impulso de la copresidenta y directora artística de Chopard, Caroline Scheufele, los talleres Chopard han tenido un devenir fabuloso y su existencia ha estado marcada por varios hitos muy importantes. En el último episodio de esta trayectoria, y como reflejo de la pasión por los diamantes de color que alberga el alma creativa de la Casa, con motivo de la Semana de la Alta Costura de París 2022, Caroline Scheufele va a presentar una selección de piedras excepcionales, incluyendo un impresionante diamante rosa que posee el increíble peso de 10,88 quilates.

Los diamantes rosa se encuentran entre los tonos más raros del arcoíris de las piedras de color, y los diamantes rosa de un color “fancy intense” son todavía más raros, motivo por el que la copresidenta y directora artística de Chopard se conmovió tanto cuando vio por primera vez esta magnífica piedra milenaria.

La piedra fue adquirida por Chopard y bautizada como “Rose de Caroline” en un eterno homenaje a la mujer que ha sido el origen tanto de la joyería como de la Alta Joyería de Chopard y que viaja por todo el mundo en busca de unas gemas excepcionales producidas por la Tierra. La palabra “rose” no se refiere solo al color rosa del diamante, sino que también recuerda a una flor muy querida por el corazón de Caroline Scheufele.

Una ofrenda incandescente a la luz

 

Auténtica amante de la naturaleza, Caroline Scheufele cuida de sus jardines con la profunda sensación característica de los auténticos expertos: un jardín de flores, cuya perpetua renovación y frágil belleza admira y un jardín de piedras preciosas.

Cumpliendo expertamente con la misión fundamental del trabajo del joyero de revelar el brillo natural de las gemas, sin aspavientos ni florituras, y para honrar a este extraordinario regalo de la naturaleza, los talleres de Chopard han utilizado toda su experiencia para dotar al diamante "Rose of Caroline" de un diseño sofisticado que permite que la belleza intrínseca de cada piedra brille y resplandezca.

Con una talla radiante -una variante excepcional de la talla rectangular con 70 facetas-, el "Rose of Caroline" se asemeja a una ofrenda incandescente a la luz, revelando su tono femenino y su claridad VVS1 en la escala del Instituto Gemológico de América.

El diamante rosa está modestamente engastado en oro ético blanco y rosa de 18 quilates certificado Fairmined, realzado por dos rubíes en forma de corazón de 2,03 quilates y 1,95 quilates y por un microengaste de diamantes blancos y rosas, confirmando así el carácter atemporal de esta joya de lujo destinada a la eternidad.

Volver al Blog